Sarria Company

CONSEJOS PARA UN CÉSPED SALUDABLE

El césped natural ofrece un aporte estético a las zonas verdes, siempre y cuando se mantenga su cuidado. Pertenece a la familia de las gramíneas, la cual está compuesta por 10.000 variedades. Los expertos lo definen como el tapiz vegetal herbáceo de escasa altura que cubre la superficie del suelo.

Su apariencia verde, natural y fresca crea un espacio armonizado. Es una de las plantas que más requiere mantenimiento para que su apariencia siempre sea brillante y tupida.

Por esta razón, te traemos unos consejos que puedes tener en cuenta para cuidarlo y mantenerlo en tu jardín:

  1. Corte de césped: la altura perfecta del césped depende de varios factores, como el uso y el clima, pero una altura adecuada está entre 3 y 5 centímetros.
  2. Abonado del césped: esta planta consume nutrientes de la tierra, así como todas las demás plantas, lo que hace necesario reponer mediante fertilizantes. Recuerda que debes seguir las instrucciones y dosificar correctamente porque un abono escaso, puede que no haga efecto, pero en exceso podría quemarlo. También, es necesario evitar abonar cuando el césped está mojado porque el abono se podría pegar a las hojas y quemarlas.
  3. Riego de césped: este punto es uno de los más importantes para mantener un césped vivo, la frecuencia del riego depende de la temperatura y la humedad. Cuando le falta riego, las hojas toman coloración apagada y algunas zonas empiezan a notarse marrones.
  4. Eliminar malas hierbas: la maleza que crece en nuestro césped, compite con la planta por agua y los nutrientes, puede apoderarse del terreno si no logra eliminarse a tiempo. Lo ideal, sería eliminarlas manualmente, extrayendo al máximo de raíz.
  5. Airea y escarifica: el aireado de césped permite que el suelo no se compacte y que el agua llegue correctamente. Logrando así, que no enferme.

Los anteriores consejos son los primordiales para que nuestro césped luzca saludable y con una apariencia agradable.

Lo importante es reconocer los problemas cuando notemos zonas secas, malezas, enfermedades o insectos que quieran destruirlo. Si hay un área despoblada, descubre el motivo y procura encontrar una solución pronta. Las larvas blancas suelen ser la plaga más frecuente del césped. También se pueden encontrar los colémbolos, rosquillas negras, lombrices, babosas y caracoles.

¡Un césped bien cuidado es producto de un arduo, pero gratificante trabajo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
Cómo podemos ayudarte?
Powered by